viernes, 18 de marzo de 2011

Azul en la noche


Silencio entre sombras y el aroma de un viejo amor.
Horas lentas que embriagan los sentidos
Deseos que encienden los viejos leños del pensamiento.
Aquí vives enredada a mi realidad de fantasías con sentimientos vivos.
Nada es ayer ni el presente será el mañana.
Tu y yo viejas sombras del tiempo inconcluso,
sueños trasnochados de una noche solitaria.
Amor de amantes entre sabanas revueltas,
pasión del alma que se escapa en azules suspiros.
Tu y yo en el tiempo y en la fantasía de una misma realidad, prisioneros del miedo.
Entre sombras azules, aroma de mujer que enciende el deseo de amar, silencios que te llaman desde el infinito del alma.
Pasión de amarte que tu cuerpo guarda en el secreto de la noche y el tiempo sin tiempo de la espera.
Duende.

5 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
ecos
de
la
tarde
callada
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
DUENDE

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE
MASTER AND COMMANDER, LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS,
THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS,
ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN
PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA, JEAN EYRE, TOQUE DE CANELA Y
STAR WARS...y más.

José
Ramón..

Duke dijo...

Donde, donde estan los sueños que una noche perdi frente al mar del olvido. tu Corazon recatado del bosque del recuerdo palpita en mis manos en esta noche Azul del recuerdo.
Duende

Duke dijo...

Donde, donde estan los sueños que una noche perdi frente al mar del olvido. tu Corazon recatado del bosque del recuerdo palpita en mis manos en esta noche Azul del recuerdo.
Duende

Charo Zacarias dijo...

Los sueños siguen permaneciendo en el mismo lugar... en tu "C" en el se atesoran los mas calidos latidos que acarician el recuerdo no perdido.
Hada

Charo Zacarias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.